fbpx

Los aceites vegetales son sustancias de las cuales hemos escuchado mucho hablar, pero ¿somos conscientes de los
beneficios que otorgan a nuestro organismo los aceites vegetales? Sus usos en general nos han acompañado a lo largo de la historia, primero como fuente de energía y luego como productos de salud o belleza.

Los aceites vegetales son los extractos de plantas, frutos y semillas, en donde se aprovechan su mayoría de componentes al
presionar y extraer las vitaminas y proteínas que este contenga. Debemos recordar que los aceites vegetales vienen de las
plantas oleaginosas, las cuales tienen como característica principal a gran conjunto de óleos en sus frutas o semillas.

Hay que mencionar sus propiedades hidratantes, tan importantes para el cuidado de la piel. Sumado a esto funcionan
como protectores en diferentes zonas del cuerpo como el cabello y también aportan buenas cantidades de nutrientes
esenciales
y refuerzos para las diferentes funciones del organismo. Con este apartado obtendrás una forma de poder
distinguir los aceites vegetales de otro tipo de aceite, igualmente aprenderás a saber determinar su importancia y para qué
será utilizado específicamente según su tipo, ya sea aromaterapia o como cosmético, entre otros.

¿Qué contienen los aceites vegetales?

aceite_de_argan_en_bote_transparante

ARGAN SEEDS on a wodden background. Argan oil and argan nuts concept

Para poder garantizar que una fruta o planta pueda generar aceite vegetal se pasa por todo un proceso de tratamiento. Lo
primero es la presión en frío, con la cual se obtendrá el aceite. Luego vendrá la maceración, que consiste en dejarlo
esperando junto con otros aceites vegetales para poder ablandarlos y condimentarlo, y con esto formar el macerado
oleoso.El elemento principal de cualquier aceite son los ácidos grasos. Estos son moléculas que aportan energía a las diferentes células del organismo. Más específicamente se componen por una cadena, más o menos larga, de átomos
específicamente de carbono e hidrógeno. Además los mismos también pueden tener una subdivisión según el tamaño de
la cadena o los átomos específicos que la conformen como son los saturados y los insaturados.

Ácidos grasos saturados

Los ácidos grasos saturados son los que solo tienen enlaces de carbono simples, un concepto netamente químico. Para explicarlo de una forma más clara todos los carbonos están conectados a átomos de hidrógeno.

Generalmente este tipo de ácido está en forma sólida a temperatura ambiente. Por lo tanto, un aceite compuesto
principalmente de ácidos grasos saturados normalmente será sólido a temperatura ambiente. Toleran bien el calor y no
son fácilmente eliminables o alterables, es aquí donde comenzamos a ver sus características principales según su
composición.

Existen supuestos de que los ácidos grasos saturados son los mayores causantes de los problemas cardiovasculares en el
organismo, pero de hecho esto no es así. Hay pruebas y análisis que determinan que no todos pueden ser evaluados de la
misma forma, por ello no todos tienen los mismos riesgos para el sistema circulatorio.

Ácidos grasos insaturados

Debes recordar que seguimos hablando de composiciones químicas muy específicas y en el caso de los ácidos grasos
insaturados se refieren a aquellos que tienen uno o más carbonos con dobles enlaces. Según esto pueden ser divididos
más aún, como monoinsaturados y poliinsaturados.

Los ácidos grasos insaturados que se conocen como monoinsaturados, omega 9 o ácido oleico son de los más utilizados
para cocinar, como principal ejemplo el aceite de oliva, por su buena resistencia al calor e igualmente por sus beneficios
en cuanto al colesterol.

Suscribete a THE DREAM!

Empieza el viaje que cambiará tu salud

En cuanto a los ácidos grasos poliinsaturados suelen dividirse en dos tipos de grasas. Iniciamos con el Omega 3 el cual
puede encontrarse en diferentes tipos de compuestos químicos como el ácido alfa-linolénico, el ácido eicosapentaenoico o
ácido timnodónico, y tambien ácido docosahexaenoico, o ácido cervónico; todos sumamente beneficiosos para la salud si
se utilizan en las dosis recomendadas.

Al hablar del Omega 6 hay que mencionar el ácido linoleico, su más importante precursor, con el mismo puedes garantizar
la energía aunque también está relacionado a los procesos inflamatorios y con el aparato circulatorio en general.
Básicamente en cuanto a la diferencia entre los ácidos grasos insaturados omega 3 y omega 6 es que ambos poseen
estructura molecular distinta, es por ello que tienen funciones más precisas ya que están diseñados cada uno para
ejercerla individualmente, pero en ambos coinciden que al ser consumidos en exceso pueden ser muy dañinos para la
salud.

Insaponificables

Los insaponificables es lo que queda después de haber pasado por la eliminación de los ácidos grasos en el aceite
vegetal, el cual es insoluble en el agua y se obtiene después de haber pasado por un proceso de saponificación (en el cual
se transforma el aceite en jabón). Su cantidad es menor al 1% del aceite, pero su poder es indiscutible y su acción
sumamente efectiva. Cada uno de ellos es diferente, según el tipo de aceite que se utilice, e igualmente puede calificarse
entre carotenoides (vitamina A), los tocoferoles (antioxidantes) y los esteroles (elasticidad).

También te contamos sobre las partículas insaponificables, sobre todo sobre las vitaminas. Primero que nada, la vitamina
A como antioxidante para proteger el cuerpo de las terribles infecciones, ayuda con el crecimiento, pero sobre todo trabaja
en el cuidado de la piel. De igual manera está la vitamina B, en sus diferentes formas y subcategorías como principales
productores de energía.

También encontrarás componentes como la vitamina C, como cuidador de la salud en los huesos; la D, para ayudarlo ante
la exposición al sol; la vitamina E, como un antiinflamatorio natural; y la K como coagulador de la sangre y endurecedor de
los tejidos blandos.

Cada uno de los compuestos de los aceites vegetales tienen sus pros y sus contras, pero si son utilizados adecuadamente
te aseguramos que más serán los beneficios que los problemas que puedan ocasionar.

Aceites vegetales: ¿a qué prestar atención?

dos_chicas_sorprendidas_levantan_el_dedo

Two surprised girls sitting on he floor together while pointing and looking up with open mouths over white background

Lo que mayormente debemos tomar en cuenta a la hora de utilizar cualquier tipo de aceite es la potencia que tienen sus
efectos, es por ello que algunos como los esenciales deben manejarse con una mayor precaución. En cuanto a los aceites
vegetales el cuidado disminuye ya que son aromas y compuestos, son mucho más suaves, siendo utilizados incluso como
base para facilitar el manejo de otros tipos de aceites.

Otra de sus especialidades, a la cual le debes prestar mucha atención, es que sirve para todo tipo de persona y para cada
tipo de cuerpo; es por ello que son utilizados para bebés y adultos por igual y hasta para mujeres embarazadas o lactantes.
Aunque de igual manera tiene sus correspondientes precauciones, primero que nada las reacciones ante las personas
alérgicas, que deben ser consideradas según el tipo de aceite, siendo los más rechazados los provenientes de frutos
secos, ya que existe una gran cantidad de personas alérgicas a los mismos. Para otros tipos deben ser utilizados
disueltos, para que no haya efectos nocivos o también deben ser supervisadas las personas que estén pasando por algún
proceso terapéutico específico donde los aceites puedan afectarlos directamente.

Debes igualmente prestar mucha atención a la forma de uso de cada aceite ya que algunos serán para ser aplicados en la
piel, o en algunas zonas específicas del cuerpo; y otros para consumirlos. Es significativo recordar que si se les especifica
un uso, es para que se respete, por ello no consumas aceites que no estén hechos para esto y viceversa.

Características importantes de un aceite vegetal

Para poder utilizar los diferentes aceites vegetales adecuadamente sobre todo como cosméticos, debes aprender qué
características necesitas resaltar por cada tipo que se adapten mejor a lo que tú necesitas. Aquí te decimos algunas de
ellas para que aprendas a elegirlos en cuanto a lo mejor para la belleza.

Aceites vegetales formadores de puntos negros

Los primeros que debes tomar en cuenta son los que se caracterizan por ayudar en la formación de los puntos negros u otros tipos de afecciones en la piel. Es realmente una pesadilla cuando has pasado por la adolescencia y aún siguen apareciendo, sumado a esto existen aceites vegetales que pueden aumentar este problema, de no ser utilizados adecuadamente. Son llamados aceites comedogen, aunque no hay que prohibir del todo su uso, ya que sí pueden resolver problemas de piel seca y hasta estrías.

Potencial oxidativos

Otra característica relevante es su potencial oxidativo, el cual se ve afectado por el oxígeno del aire (al entrar en contacto con el aceite), la luz, interacciones con el contenedor y el calor. Todos estos pueden alterar la estructura molecular de los ácidos grasos y así modificar la estructura del aceite mismo. Utilizar aceites oxidados puede tener como consecuencia algún tipo de reacciones alérgicas y granos en todas partes. La idea es mantenerlo fuera de zonas que puedan dañarlo y así avalar su buen estado durante mucho tiempo.

Algunos de los aceites que no poseen un nivel oxidativo muy alto son: el de coco y el aceite de jojoba los cuales puedes guardarlos por mucho tiempo. De igual manera otros serian el aceite de ricino, de macadamia, avellana, la manteca de karité, aceite de calófilo, de aguacate, de argán, almendras dulces y el aceite de albaricoque todos excelentes si lo que buscamos es evitar la oxidación. Aunque todo va por niveles, por ello también existen una clasificación media (como el aceite de borraja o el germen de trigo) y un alta (aceite de Rosa Mosqueta) cuyos cuidados y almacenamiento son más específicos.

Aceite graso o seco

Si seguimos explorando las diferentes características de los aceites vegetales tenemos que mencionar su composición en cuanto a cómo se siente en nuestra piel. Podemos sentirlo como si fuera una gran cantidad de grasa, difícil de penetrar en la piel debido a los ácidos grasos que lo componen. Igualmente los más secos, los cuales penetran rápidamente, por su afinidad con la superficie en la cual se aplica; entre ellos se menciona el de Argán, el aceite de albaricoque y también el de aguacate.

Aceite vegetal según su extracción y tratamiento

Para finalizar están los aceites vírgenes de primera presión fría, los cuales son los que se caracterizan por tener un
método específico de obtención que lo diferencia con otros como los refinados. Son muy suaves debido a una técnica simple y rápida, que consiste en presionar las frutas y las semillas oleaginosas, para extraer el aceite directamente y es tratado sin ningún químico y en estados frescos para mantener su pureza.
De igual manera están los refinados los cuales han pasado por distintos componentes y tratamientos como el desgomado y la neutralización, cada uno para conseguir resultados diferentes y en los cuales se requiere intervención de moléculas químicas para lograr su correcta transformación.

¿Qué aceite vegetal  para mi tipo de piel?

cuadro_caras_perro_diferente_retrato

Lo primero que debemos saber es el tipo de piel que poseemos, ya que las categorías son extensas, pero aquí nadie será dejado de lado, serán tomados en cuenta todo tipo de pieles. No podemos asumir que todos saben su tipo de piel, por ello hay que comenzar por definirlas.

A lo que debemos prestarle atención inicialmente es a los signos del envejecimiento ya que la piel cambia mucho con el pasar del tiempo, en donde los factores se hacen más evidentes a partir de los 25 años. El color de la piel también nos ayudará a definir el tipo al que pertenecemos, ya que una dermis clara es más sensible que la negra o mate, debido a que la melanina es un protector de este órgano. La hidratación también la debes tomar en cuenta, ya que depende de los factores naturales hidratantes y en ocasiones estos pueden faltar. E igualmente se puede hablar de la sudoración y la producción de sebo, los cuales tienen funciones muy importantes que de no ser cumplidas adecuadamente pueden causar muchas enfermedades con respecto a nuestra piel.

Si sabemos identificar estos factores que hacen que cada piel sea diferente a otra, se puede saber más o menos qué tipo de piel y que aceite vegetal es más adecuada para mantenerla fresca y radiante.

La piel grasa

La piel grasa se caracteriza por la producción excesiva de sebo por las glándulas sebáceas lo que la hace brillar, acumular granos de acné y tener poros dilatados. Para este tipo de piel existen los aceites vegetales suaves y no comedogénicos, que ayuden a regular la producción de sebo. En estos casos te recomendamos el aceite vegetal de jojoba, el aceite de zanahoria y el aceite vegetal de avellana.

Piel mixta

También llamada piel combinada se caracteriza ser grasa y seca. Es por ello que hay que evitar matorrales y otros
productos demasiado abrasivos, en lugar de mimar su piel con cuidado e igualmente deben procurar equilibrar la relación entre el agua y el aceite de tu piel. Para esto te recomendamos aceites de semilla de uva, aceite vegetal de argán y nuevamente el aceite vegetal de Jojoba.

Piel seca

Es la causada por la falta de sebo una agresión que rompe la barrera de la piel, la cual hace que se debilite y no cumpla
con su protección. Si lo que queremos es evitar esto e hidratar nuestra con piel la aplicación de aceites vegetales ricos en ácidos grasos es la solución. Algunos como la manteca de karité, Aceite vegetal de aguacate y el aceite vegetal de germen de trigo estos ayudaran reconstruir la película hidrolipídica cutánea permitiendo retomar sus funciones nuevamente.

Piel sensible

Cuando nos referimos a piel sensible es aquella que está expuesta constantemente a sensaciones desagradables de picazón, enrojecimiento, opresión y sensación de calor que ocurren inesperadamente; lo que las hace difíciles de cuidar. Si tenemos cuidado con el ambiente que nos rodea podremos cuidar este tipo de piel, así como también si buscamos su hidratación constante. En cuanto a aceites vegetales recomendables están, el de almendras dulce, el aceite vegetal de avellana y el macerado oleoso de Caléndula.

Piel normal

La mayoría de la personas desean poder tener tipo de piel ya que tiene un equilibrio entre los grasoso y lo seco, con una textura lisa y de textura uniforme, si la consigues igual debes cuidarla para que permanezca así. En este caso debes buscar productos suaves y penetrantes como el aceite vegetal de Macadamia, el de argán o el aceite vegetal de almendra dulce.

La piel madura

Es aquí donde el factor tiempo apremia junto con los diferentes cambios y niveles hormonales, que pueden implicar la aparición de arrugas o la relajación de la piel. Para evitar esto los aceites vegetales son la mejor opción que te podemos ofrecer, así que anímate a incluir el de rosa mosqueta, aceite vegetal de borraja y aceite vegetal de albaricoque todos con propiedades que ayudarán a la regeneración y elasticidad de tu piel.

Piel opaca

Este caso su principal causante es la falta de sol al igual que de vitamina D, dándole una apariencia bastante
desfavorable. Para esto debemos solucionar ambos factores y luego aplicar máscaras con aceites vegetales como el
macerado oleoso de zanahoria, el aceite vegetal de albaricoque o aceite vegetal de coco.


¿Qué aceite vegetal para mi tipo de cabello?

Con tu cabello debes tener los mismos o más cuidados que con tu piel, igualmente que su compañera se necesita saber su naturaleza antes de aplicar cualquier producto. Primero el pelo liso, los cuales pueden ser delgados o muy gruesos, y normalmente son difíciles de dar alguna forma; el cabello ondulado, el cual es un poco más grueso, tiene como una forma de S al agitarlo; también está el cabello rizado, con su bucle redondo real que son más o menos flojos; y para finalizar otra versión del rizado pero esta vez más afro con lazos muy apretados, el cual requiere un muy buen cuidado debido a su fragilidad.

Al tener tantas características diferentes se debe procurar mimar cada tipo de cabello de la forma más adecuada y para ellos los aceites vegetales son los mejores. Por medio de verdaderos masajes al cuero cabelludo y con un descanso durante la noche, estarás aportando todo lo que necesita para que tu cabello este sano y con todas sus proteínas complementarias.

Aceites vegetales como el de ricino, para ayudar a crecer tu cabello; el de coco en el caso de que tengas un cabello seco y frágil si lo que buscas es fortalecerlo, además de nutrirlo; La manteca de karité para los rizos más fuertes y el pelo más seco, el cual nutre profundamente el cabello y estimula la producción de queratina; y finalmente el aceite de avellana cabellos con tendencia a graso o seco con su acción reguladora del sebo para reducir su secreción.
Cada aplicación es distinta, al igual que su función pero con los aceites vegetales no existen excusas si lo que queremos es que nuestro cabello tenga vida y sobre todo que luzca de maravilla.

Cómo verificar la calidad de un aceite vegetal

Un buen aceite vegetal debería ser: Virgen prensado en frío y Bio. Esto te los hemos ido enseñando a lo largo de
este apartado. Con esto te queremos decir que la materia prima no ha sido sometida a ningún tratamiento con garantía de calidad; e igualmente la planta de origen del aceite fue producida de acuerdo con los principios de la Agricultura Ecológica.

Algunos aceites vegetales tendrán incluido el tocoferol dentro de sus componentes, pero no hay nada de qué preocuparse ya que es una forma de llamar a la vitamina E. Con esto incluido en la etiqueta del producto puedes asegurarte que el aceite se ha producido en las mejores condiciones posibles. Aunque esto no es suficiente ya que su calidad final también depende de la calidad de la materia prima, ya que al ser mala el producto final también será malo, es por esto que debes leer bien de donde proviene tu producto.

Después de elegirlo correctamente llega la hora de conservarlo, pues no queremos que se te dañe en poco tiempo. Para ello debemos cuidarlo de la luz, el aire y el calor como principales agentes de oxidación, sobre todos los que se
encuentran dentro de las altas probabilidades. Esto con una adecuada limpieza será garantía de que tu aceite dure por mucho más tiempo.

>
Abrir chat